Restaurante Amaranta

Restaurante Amaranta

El restaurante Amaranta es uno de los mejores exponentes de restaurantes vegetarianos que podremos encontrar en la provincia de Girona, un local que se sitúa en la zona más de moda de Güell- Devesa. Con un espacio perfectamente aprovechado, en Amaranta gozaremos de una decoración funcional y moderna que no presume de mostrar ningún tipo de estridencias, la sencillez y la sobriedad son sus señas de identidad.

Están especializados en platos vegetarianos elaborados con los productos más frescos, saludables y con la mejor calidad, platos tan deliciosos y sanos como la ensalada de calabaza con queso feta, la crema de temporada con virutas de zanahoria, tofú con manzana a la cerveza inédit, la fideuá a la mar y montaña (con algas y setas) o el surtido de patés vegetales. Un amplio y variado surtido de platos vegetarianos de lo más originales y deliciosos, aptos para todos aquellos que amen las verduras y hortalizas. Manjares que harán las delicias de todos aquellos que tengan gustos vegetarianos.

Amantara destaca por ser un restaurante íntimo, acogedor, coqueto y que desprende una calidez que nos hará sentir como en nuestra propia casa. Es un lugar idóneo para acudir con nuestra familia, amigos, y muy especialmente acompañados con nuestra pareja, ya que el lugar invita a ello.

Amantara es sinónimo de servicio, sinónimo de calidad, sinónimo de ambiente, sinónimo de calidad- precio, sinónimo de buen comer, y ello es algo que percibiremos con tan solo sentarnos a una de las mesas de este bonito local catalán. Una excelente opción para los amantes de la buena cocina vegetariana.

Este restaurante nos espera con los brazos abiertos.

Horario:

Lunes a sábado: de 13:00 a 16:00 horas

Viernes y sábado: de 20:30 a 23:25 horas

Restaurante Amaranta
ESCRIBE TU OPINIÓN

HAY 1 OPINIONES
Grupo Cómete
Ana

27 de julio de 2012 a las 16:19

Me encanta comer a diario en este restaurante. Tienen un menú muy completo.
Deliciosa la ensalada con salsa romesco y la hamburguesa de arroz y tofu. Ya que lo comento, os diré que siempre remato con kéfir.
Enhorabuena!